¿Cómo liderar de manera adaptativa?

Stefan Reich, fundador del Centro de Liderazgo Adaptativo en el Perú, conversó con Carlos Montalvan en el pasado #SomosIntercorp Live sobre el rol de l@s líderes en estos tiempos de crisis.

November 2, 2020

La vida de Stefan Reich cambió cuando decidió hacer una maestría en administración pública y gobierno luego de haberse dedicado por mucho tiempo a la psicología clínica. Como parte de la maestría, tuvo que llevar un curso sobre liderazgo, un tema del que permanecía escéptico. Sin embargo, la dinámica de la primera clase lo cautivó y se convirtió en jefe de práctica del curso. Al terminar sus estudios, se dio cuenta de que quería llevar esta metodología al Perú, lo cual resultó en la fundación del centro de liderazgo adaptativo del Perú.

Stefan nos cuenta que en las organizaciones hay dos tipos de problemas: los más técnicos donde hay un experto o experta que tiene un protocolo para intervenir; y el segundo es el tipo de problema que no cuenta con una solución técnica, que son los que se llaman adaptativos, porque requiere que el sistema entre en un proceso de adaptación para estar en un estadío mejor del que estaba. Pero este proceso muy difícil, complejo y genera resistencia, porque forma conflicto entre personas en distintas posiciones: “se tiene que decidir qué se prioriza: el orden y la estructura o la experimentación e innovación, y esta tensión natural genera desequilibrio”.

Para Stefan, estamos ante el desafío adaptativo más grande, pues esta pandemia ha obligado a las organizaciones a tener que hacer cambios muy difíciles y dramáticos. Es en estos momentos donde el liderazgo adaptativo es especialmente importante, pues los(as) líderes tienen que tener la capacidad de hacer un buen diagnóstico, de “subir al balcón” y ver en qué están las personas, entender sus grandes pérdidas para adaptarse a esta nueva realidad. Por eso, este tipo de liderazgo requiere hacer preguntas poderosas y muchas veces incómodas, para intervenir de manera mucho más estratégica para entender las complejidades del sistema.

Sin embargo, esto no es fácil para una persona en posición de liderazgo, porque hay mucha presión por parte de los distintos stakeholders: “hay problemas que requieren una reflexión antes de entrar en la acción, pero hay un elemento interesante en esto, que todo el mundo a tu alrededor te pide acción, y es ahí donde viene la presión. Gran parte del ejercicio de liderazgo requiere frustrar expectativas que viene por todos lados. Tener la capacidad de aguantar la presión y generar el espacio de cierta incomodidad, y hacerse preguntas muy difíciles. Este es uno de los grandes retos que tienen los líderes” comenta Stefan.

Así, las posiciones de liderazgo requieren cierta plasticidad mental que permita estar en la tarea, pero también, es importante tener la capacidad de abstracción para ver cómo se está comportando el sistema: “es casi una mirada política, porque requiere ver en qué están las personas,donde están los dolores y cuáles son los asuntos ocultos”. Por eso, Stefan reflexiona que cuando tenemos un problema, si actuamos automáticamente y nos vamos a la gestión, es posible que esa intervención fracase porque el problema puede venir por otro lado, y no nos damos el tiempo de verlo: “nuestro sistema educativo nos forma para ir de frente a la ejecución y rodearnos de personas que piensan de la misma manera. Esto de ´subir al balcón´ no debe hacerse solo sino con otras personas y sobre todo personas que piensen distinto a uno”.

Nadie se esperaba esta pandemia, pero Stefan sugiere que es momento de empezar a pensar de una manera distinta, de qué manera la organización que tenemos, con los recursos que tenemos y con la coyuntura nueva, nos obliga a replantear todo. Para él, este proceso definitivamente es doloroso, porque estábamos en un lugar donde sentíamos que conocíamos el negocio, lo que se tenía que que hacer, y de pronto, esta crisis nos sacude el piso. Ahora habrá numerosas necesidades que requiere sentarse a tener conversaciones.

Uno de los mayores aprendizajes para Stefan es que las personas se adaptan, pero cuando la pérdida (no solo económica, sino emocional, de competencia y de poder) es muy dolorosa, suele haber oposición al cambio. Por eso, estamos ante un momento donde la mirada adaptativa es fundamental: “no será fácil, es doloroso y va a requerir el ejercicio de liderazgo, la capacidad de sostener a las personas en un proceso de mucho desequilibrio”.

Así, Stefan rescata que hoy más que nunca se hace necesario que las cabezas de las organizaciones estén muy cerca a las personas, que estén visibles y asequibles, constantemente estén preocupándose por las personas: “es muy importante ir contando qué está pasando, desde la honestidad más absoluta. Esa capacidad genera mucha credibilidad a la larga, porque la tormenta pasará y empezará un nuevo capítulo donde la confianza por lo vivido ahora es fundamental”.

Puedes ver el Live aquí.

 

 

Tags:
#SomosIntercorp Live

...

Últimas publicaciones