¿Cómo prevenir y detectar el acoso sexual laboral en modalidad remota? por Zelma Acosta-Rubio

En Intercorp fomentamos ambientes de trabajo seguros y libres de acoso. Zelma Acosta-Rubio, directora de diversidad de Intercorp, nos cuenta que el acoso sexual laboral no desaparece cuando trabajamos desde casa y a qué cosas debemos estar atent@s.

December 1, 2020

Denunciar a un acosador no daña su reputación. La hace más precisa. Denunciar a un acosador desde el principio no le perjudica, sino que le impide llegar a una "zona roja".

Estos últimos meses he reflexionado mucho sobre el tema de acoso sexual en el entorno remoto. Aún no he visto estudios que arrojen cifras en el entorno empresarial local (Perú) pero sí he sabido de casos en diferentes foros, por ello comencé a investigar.

Encontré un estudio en el cual entrevistaron a 400 mujeres en la región de sudeste asiático (no especifica organizaciones donde trabajaban) organizado por Never Okay Project y SAFEnet en abril 2020, aquí la ruta al artículo original: https://magdalene.co/story/sexual-harassment-at-workplace-moves-to-the-virtual-world-amid-the-pandemic

Para comenzar, contrario a lo que muchos podríamos haber imaginado, el hostigamiento sexual laboral no desaparece por el hecho de que los colaboradores trabajen desde sus casas. Al contrario, pareciera que en algunas situaciones los acosadores se sienten con más libertad para invadir la intimidad y el espacio personal de sus víctimas. ¿Por qué?

- El nuevo “lugar de trabajo” ha llevado a borrar las líneas personales y profesionales, formales e informales.

- Los comportamientos se ven diferentes.

- Importante entender que, en entornos de trabajo remoto, identificar el acoso se reduce a un sentimiento más que a algo que pueda demostrarse, principalmente por el tema de las video llamadas.

- Hay cosas que se sienten diferente cuando las lees que cuando las escuchas (tono en los mensajes de mensajería instantánea, tipo WhatsApp)

¿Qué arrojaron las cifras de la encuesta?

De 400 mujeres…

- 62% recibieron bromas sexuales

- 34% recibieron contenido sexual sin consentimiento

- 56% del hostigamiento sexual provenía de sus jefes directos o personas de mayor jerarquía en la organización

- 38% pensó que el área de recursos humanos no tomaría acción

- 35% pensaron que su carrera se vería afectada

- 76% quiere medidas estrictas

El termómetro del comportamiento

Algo que me pareció muy práctico es este termómetro que nos muestra que, si aprendemos a identificar cuándo se comienza a cruzar la línea, podemos intervenir a tiempo y evitar conductas inapropiadas, brindando así, un ambiente seguro para todos. También es relevante entender el contexto: de quién proviene el comentario y el tipo de relación que las personas tienen.

ALERTA: nunca debemos olvidar que cuando se trata de una posición de poder, el consentimiento no juega un rol importante. El PODER LO CAMBIA TODO. Aunque pareciera que existe consentimiento implícito, es muy probable que estemos ante una situación de acoso sexual laboral. Si eres jefe o jefa de alguien y tienes un interés romántico, asegúrate de ser correspondido y, juntos, háganle saber a la persona responsable en recursos humanos que se encuentran en una relación.

¿Qué no debemos decir/hacer?

En el ambiente remoto hay dos tipos de mensajes inapropiados: (i) los mensajes dirigidos y que no han sido solicitados, por ejemplo, comentarios sobre el cuerpo, quid pro quo, bromas inapropiadas, y, (ii) los mensajes pasivos, como elementos inapropiados en el encuadre de la cámara y vestimenta ofensiva. Veámos algunos ejemplos:

- Fotos, videos o audios ofensivos, mensajes fuera del horario de trabajo, “stalkear” en redes sociales, enviar mensajes inapropiados utilizando las aplicaciones de mensajería de la empresa, abrir chats paralelos mientras se está en reunión comentando sobre su vestimenta o buscando intimidad.

- Chistes sobre sexo, insinuaciones sexuales, memes de contenido sexual.

- Comentarios dirigidos a la apariencia de la persona, tomar fotos de las pantallas sin permiso, presionar a la persona para que se conecte fuera del horario de oficina, pedir que se acerque a la cámara porque no se le ve bien, “ …me gusta verte con el cabello suelto, enciende una luz adicional que no te veo bien…”

- Videos o contenido inapropiado cuando la persona comparte pantalla.

- Una cosa por otra: pedirle a la persona que mande fotos “sexys” para darle trabajo más “sexy” o interesante.

- Fondos de pantalla inapropiados o cuadros o afiches de contenido sexual visible por la cámara.

- Y finalmente, vestimenta inapropiada, tomar la llamada en pijamas, sin camisa, vistiendo una camiseta con mensajes inapropiados o desde la cama.

Una de las maneras más efectivas para combatir el acoso sexual, es la denuncia del tercero.

Si ves que un compañero de trabajo se está comportando de manera inapropiada on-line o estás escuchando comentarios sexistas de compañeros o jefes, aquí lo que puedes hacer:

1. Enviar un mensaje directo a la persona a quien está dirigido el acoso o que parece estar incomodada por el comportamiento y déjale saber que a tí te parece que ese comportamiento es inapropiado. Déjale saber que tú estás allí para ell@ y estás list@ para brindarle el apoyo que necesite para corregir el problema.

2. Mensaje directo a la persona que se está comportando de manera inapropiada y dile que pare o, llámale la atención en público en la llamada o el chat. Déjale saber que lo que ha dicho no es aceptable en la cultura de trabajo que comparten y, que, está fuera de contexto por pensar que / es un chiste gracioso / lo que ha dicho es apropiado / o que el sesgo o estereotipo es aceptable.

3. Toma foto de la pantalla, u otro en tiempo real. Envía un email a ti mismo para que tengas evidencia de la conversación, si es que está evidenciado en el chat. Si puedes hacerlo sin violar las políticas de privacidad en tu empresa, envíale los mensajes a la persona que está siendo discriminada para que pueda tener sustento y respaldarlo que está sintiendo y plantear su denuncia.

4. Delega el problema a otro, una persona que tenga autoridad para intervenir, supervisor o área de recursos humanos, alguien con autoridad para investigar o alguien que tenga autoridad social.

5. Idealmente, repórtalo de acuerdo a las políticas de acoso-sexual y no discriminación de tu empresa.

Finalmente, el estudio que comentamos nos hace recordar que:

·      Reportar a un acosador no arruina su vida. Eso lo hicieron ellos mismos.

·      Reportar a un acosador no daña su reputación. La hace más precisa.

·      Reportar a un acosador no perjudica a su familia. Les protege del abuso.

·      Reportar a un acosador no es un chisme. Es actuar con integridad.

Cada día aprendemos más, verbalizamos más y corregimos más. Seamos conscientes que el acoso y la violencia contra la mujer nos acompañan, siempre. Reconozcamos que tenemos mucho por hacer y no tengamos reparos en avanzar y hacernos cargo.

 

Tags:
Diversidad
Últimas Publicaciones